La Papisa – Donna W. Cross.

La Papisa – Donna W. Cross.

La Papisa – Donna W. Cross.

Tabla de contenidos

“Mujer de genio y talento, la joven Juana de Ingelheim no se conforma con las costumbres imperantes en la sociedad medieval. Instruida en el arte de las letras y la medicina. Juana adopta la personalidad de su hermano muerto para ingresar en el monasterio de Fulda, donde se inicia en la vida monacal. Allí, convertida en el hermano Juan, la joven destaca como un excelente escolástico. Enviada a Roma, pronto se verá inmersa en la compleja trama de intrigas políticas y amorosas que envuelve a los estados pontificios. Superando todos los escollos, Juana es elegida papa el año 855 con el seudónimo Juan Anglico, la única mujer que ha ocupado el trono papal. Aunque considerada en la actualidad un personaje legendario, la existencia de la papisa Juana fue reconocida durante largo tiempo por la Iglesia Católica, para posteriormente ser negada a partir del siglo XVII. Leyenda o verdad histórica, esta novela, que ocupó los primeros puestos de venta en Alemania durante varios meses, reconstruye con trazos nítidos el retrato vivo de una mujer extraordinaria, una heroína apasionada cuya ambición no fue el poder sino el conocimiento”.
 
De casualidad, hace muchos años, me crucé con una película un domingo de verano de la cual, solo recuerdo con nitidez, un fotograma, la muerte de la protagonista. Años más tarde, me reencontraría con esta historia, como me ha ocurrido con tantas otras que han marcado mi vida, para siempre.
La Papisa Juana es un libro escrito por Danna W. Cross, quizá sería conveniente entretenerme en la biografía de la escritora pero me gustaría abordar el quid de la cuestión. Y es que la historia de la Papisa Juana se haya entre la leyenda y la verdad, las teorías conspiratorias del Vaticano, una especie de Código Da Vinci del que no se sabe demasiado, pero que ha llegado hasta nuestros días.
A mi me encanta recrearme en mi imaginación y pensar que Juana no fue una leyenda, si no que fue verdad, y que no fue la única que se escondió en la piel de un hombre para ser libre. sino que hubieron muchas más, antes y después que ella.
Me gustaría haceros un resumen, pero no entrar demasiado en detalles, porque es una novela digna de ser leída, especialmente por la gran peso feminista con la que cuenta y que tan de actualidad esta ese tema hoy en día:
La historia (como la leyenda) esta ambientada en el s.IX, irá variando de paisajes, comienza en la Franconia natal de Juana y terminará en el actual Vaticano.  Juana es una niña no deseada, nacida de un matrimonio entre un misionero inglés y una mujer nórdica pagana, que se ve obligada abrazar el cristianismo a cambio de conservar su vida.
Asistiremos a la desgraciada infancia de Juana la cual solo encontrará consuelo en su hermano mayor Mateo, que la inicia en el mundo del estudio de las escrituras a escondidas de su padre, y en las historias paganas de su madre.
El matrimonio entre el bajo clero (y no tan bajo) era muy común en la época, a diferencia de lo que ocurre con el personal eclesiástico en nuestros días. Este desgraciado matrimonio marcará la vida de Juana alejándola de la idea de unir su vida a la de un hombre, considerándose así más libre para tomar sus propias decisiones.
Póster de la película.
Juana recibe el primer golpe con la muerte de su hermano Mateo, esto determinará su vida, pues escapará de su hogar para emprender una vida lejos de su padre, a la sombra de su hermano mediano pero haciéndose valer en cada ocasión que le es posible. Otra desgracia tremenda le acontecerá tiempo después, aunque Juana con su enorme inteligencia y su agudo sentido de la supervivencia, verá una oportunidad para conseguir la tan ansiada libertad que no encuentra viviendo con su género femenino y así encontrar la oportunidad de formarse sin que nadie la señale por ser mujer.
La historia, como ya hemos mencionado, está repleta de tintes feministas, de autosuperación y grandes dosis de ironía. También tiene un hilo conductor que aparece prácticamente desde el inicio de la obra hasta el final, que es la relación de amor entre Juana y Geroldo. Pero también presenciaremos las intrigas que se dan para obtener el trono papal, pues la autora, solapa, aunque en menor medida, la historia de Juana con la de Anastasio, un personaje de la aristocracia romana que solo tiene una ambición, ser papa de Roma y que es el antagonista de nuestra heroína particular.
+ Lo que más me ha gustado:
– La personalidad con la que ha dotado la autora a Juana, especialmente destacaría el uso de la ironía y la acidez de esta en las discusiones.
– Las relaciones de amistad que va estableciendo Juana con los distintos personajes a lo largo del relato.
– La historia de amor entre Geroldo y Juana, basada en el respeto y el amor verdadero. Alejada del amor romántico y de los valores caballerescos de la época. Geroldo ama a Juana tal y como es, y respeta su independencia.
– Las intrigas entre los personajes a lo largo de la historia, no solo en Roma, sino también en el hogar de Geroldo y como se resuelven.
– La referencia a la peste negra. Quizás sea porque en el momento en el que lo leí, Italia se encontraba sumida en plena crisis del Coronavirus y cuando lo terminé, en España, nos encontrábamos a horas de que el Gobierno declarara el Estado de Alarma. La situación por la que pasaban los enfermos de peste en cierto modo me recordaba a nuestra pandemia moderna.
Aún así esta epidemia medieval siempre despertó en mi una curiosidad innata y en prácticamente todas las novelas medievales que leo, se hace mención de uno u otro modo.
– El guiño final que hace nos hace la autora con un personaje llamado Arnaldo. Aunque he de confesar que el final me despierta sentimientos encontrados, esto sin duda, es mi parte favorita. Arnaldo es el encargado de rescatar la historia de Juana cuando muchos se empeñan en ocultarla.
– El uso de símbolos recurrentes y palabras en lengua latina que dotan la narración de mayor veracidad.
– Al final del libro, la autora recoge la leyenda de Juana y la cuenta tal y como se conoce, dando datos históricos pudiendo dar así dar más veracidad al relato, puesto que los diálogos y los episodios en todo momento, pertenecen al imaginario de la autora.
Lo que menos me ha gustado:
– El principio de la historia, se hace bastante cuesta arriba, es lento y como la protagonista sufre tanto, acaba siendo desagradable, aunque la autora sabe liberar la tensión que se va generando con pequeños detalles cargados de ternura o ironía, lo que hace mucho más llevadero el comienzo. Cuando Juana toma la determinación de abandonar el hogar todo va rodando mucho más rápido. Aunque he de reconocer que tengo un serio problema con la mayoría de comienzos de las novelas.
– El final, como ocurrió con la anterior novela que leí (María Magdalena) es el que es… y justo es ese fotograma el que conservo en mi memoria, pero en mi opinión, los acontecimientos se originan muy rápidamente, quizás porque la autora quería que el lector sintiera en su piel la rapidez con la que se van sucediendo los hechos, pero después de una historia tan bien encuadrada, me parece que el final de Juana no es digno… Y sí, es posible que no esté siendo muy objetiva puesto que es inevitable encariñarse de Juana a lo largo de la novela.
Carta del Tarot
Curiosidades:
1. La carta número II del Tarot se conoce como “La papisa” y se cree que podría tener relación con

Juana.

2. A partir de la supuesta muerte de Juana, se dice que se comenzó a comprobar la masculinidad de los papas verificando que tenían testículos. A continuación os dejo este artículo del diario 20 minutos que detalla el hábito.
La lectura de este libro me ocupó cerca de un mes, y aunque no sé la fecha concreta de su comienzo, nunca olvidaré que lo leí en plena crisis del COVID – 19 en Italia y lo terminé casi al comienzo de la crisis española, encuadrado entre dos libros sobre María Magdalena. Comencé “La Papisa” cuando terminé “María Magdalena” de Margaret George y casi terminándolo, solapé su lectura con el del autor Pedro M. Lamet, “No sé como amarte” de la misma temática. Lo leí en formato EPUB por lo que tenía unas 900 páginas, pero sin dudarlo terminaré comprándolo en formato de papel, pues es digno de que pertenezca a mi biblioteca particular.
En conclusión, cuando empecé a leer esta novela, me paso como con otras muchas, no le tenía demasiada fe pero con el tiempo y a base de obligarme un poco con el principio, acabé prendándome de ella, de sus personajes, de sus diálogos, riéndome cuando Juana ganaba una discusión con su ingenio y odiando la avaricia de Anastasio y su padre…
Y a pesar de lo que pueda parecer, que sea una novela cargada de guiños a Dios o al cristianismo, nada más lejos de la realidad, como casi todo lo que se da por hecho, Juana lo cuestionará. En esta historia, nada es lo que parece.
 
Etiquetas