Ramsés – Christian Jacq (Pentalogía).

Ramsés – Christian Jacq (Pentalogía).

Ramsés – Christian Jacq (Pentalogía).

Tabla de contenidos

¿Cómo comenzar la reseña? ¿Explicando mi loco amor por esta pentalogía? ¿Mi tóxica relación con el autor? Mejor responder una a una estas preguntas:
Christian Jacq es un viejo conocido… Para mi, y para todos los que leamos con más o menos asiduidad. Egiptólogo reconocido, sus novelas están entre la veracidad de las localizaciones, datos históricos y personajes y el imaginario fantástico del autor, que dota las historias de magia, misterio y de otros personajes irreales para dar forma a cada historia que nos cuenta.
Portadas, ordenadas desde el último al primer.
Es tal el dominio que tiene sobre los temas mágico – religiosos que te hace creer que realmente dioses como Seth, Ptah, u Osiris, entre otros, realmente intercedían para ayudar o no, al faraón del momento o la influencia de los genios en las dunas del desierto.
Mi relación de amor – odio comienza, cuando por casualidad en el año 2016, encuentro una de sus novelas en una de las estanterías del Corte Inglés (para no variar). Cuando era estudiante y terminaba exámenes, acostumbraba a darme un capricho, y en ocasiones, estos autorregalos eran libros. El elegido fue “La tumba maldita”, perteneciente a la saga de “Los misterios de Setna”, y me enamoré completamente… Devoré el primero, al verano siguiente, el segundo “El libro prohibido” y después… Después me quedé compuesta y sin novio, porque lo que se suponía que iba a ser una tetralogía, nunca se vio finalizada y se quedaron dos por el camino, con todo lo que eso conlleva…
Lo odié, odié a Christian Jacq profundamente porque consiguió engancharme, engañando a mi pobre cerebro con una novela histórica con un toque de novela negra que jamás me habría leído sin ese factor “Egipto” (quizás algún día me anime a reseñar estos dos libros). Así que busqué consuelo en los brazos de otro libro de este autor y me decidí por “El hijo de la luz” de la saga “Ramsés”, pero no me llenaba, así que lo dejé y nos dejamos de hablar.
Y después de algunos años… ¡Nos reencontramos! Como si de una relación tormentosa se tratara, como cuando te das una nueva oportunidad con un ex de la adolescencia después de años, en ese momento la saga “Ramsés” no era para mi pero tres años después reapareció como agua de mayo y me mantuvo enganchada todo un verano.
Nada de lo que dijera en esta reseña podría hacerle justicia a esta saga, pero lo resumiré de este modo:
El autor nos introduce en la vida y reinado de Ramsés II el Grande, en forma de 5 libros que relatan cada etapa de su vida:
 – “El hijo de la luz”: Nos presenta un Ramsés niño a la sombra de su hermano y heredero al trono,  Chenar, como va ganándose poco a poco un lugar al lado de su padre, el faraón Seti I en su adolescencia y sus primeros coqueteos con el amor juvenil.
– “El templo de millones de años”: Asistimos al matrimonio con Nefertari, relegando a su primer amor, Iset, al título de segunda esposa, al nacimiento de sus hijos y la muerte de su padre, y a su ascensión como faraón apartando del trono a Chenar.
– “La batalla de Kadesh” y “La dama de Abu Simbel”: Representan su consolidación en el trono, asistimos a la edad de oro de los faraones y de Egipto, la importancia de la construcción de templos y nuevas urbes y el esplendor del ejército egipcio, en sus diferentes batallas.
“Bajo la acacia de Occidente”: Asistimos al ocaso del faraón, con todo lo que ello representa.
Resumirlo con más detalles sería un crimen así que os diré cuales son sus puntos positivos y negativos:
Lomos de la edición de Círculo de Lectores
+ La habilidad con la que Jacq describe paisajes y personas. Es capaz de transportarte a cada localización pudiendo sentir el cálido sol del desierto, o por lo contrario el frío invierno del Hatti.
+ El tratamiento de la imaginería mágico – religiosa: A lo largo de la novela, los diferentes dioses van interviniendo a favor del faraón, los maleficios en su contra, y como los amuletos y también Nefertari, van rompiéndolos y salvando al faraón y por consiguiente, a Egipto entero.
+ Las relaciones de amor – amistad del personaje con sus familiares y amigos, así como valores tales como el honor, la valentía, la perseverancia y la fidelidad. Son intrahistorias dentro de la novela, que hace que te enganches aún más sintiendo simpatías y antipatías por un personaje u otro.
+ Especialmente, destacaría la relación, que muy probablemente sea realmente fiel a la realidad, de Ramsés y Nefertari, en la que podemos ver el estrecho vínculo de amor, complicidad, respeto y admiración que se ofrecen ambos reyes y como Nefertari es la verdadera debilidad de este faraón, al que se tiene como egocéntrico y melómano.
Pero sobre todo lo que más me encantó fue:
+ Las diferentes alusiones históricas tales como:
  •  La Batalla de Kadesh.
  •  La aparición, que aunque temporal, inesperada de Helena de Troya, Menelao y Homero con el cual Ramsés tendrá una estrecha amistad (y esto, en mi humilde opinión creo que pertenece a la cosecha propia del autor).
  •  La relación epistolar de Nefertari con la emperatriz Putuhepa que ayudó a consolidar la paz de ambos territorios y esto, sí que es un hecho histórico real, así como el posterior matrimonio de Ramsés con la hija de ambos emperadores del Hatti para consolidar el Tratado.
Pero sobre todo:
  • El éxodo del pueblo hebreo, que aunque no existen datos que corroboren que fue durante el reinado de Ramsés, Christian Jacq le hace un guiño a la tradición popular que lo sitúa en esa época, así como a las 10 plagas de Egipto*, situando incluso a Moisés, que según la creencia fue criado por una princesa egipcia, es ubicado como amigo de la infancia de Ramsés, para dotarlo de más drama y ratificar la leyenda.
*Es curioso ver como el personaje de Moisés va evolucionando a lo largo de la historia y como los personajes le intentan dar explicaciones lógicas a cada una de las plagas.
Realmente, me cuesta decidir un punto negativo concreto y a penas puedo ser objetiva, pero si tuviera que decir algo, quizás sería:
El final… El final es el que es, y todos podéis imaginarlo, pero me gustaría que hubiera quedado más claro cual era la posición auténtica de los dos personajes, que aunque secundarios, necesarios para terminar de darle forma al reinado de Ramsés, y aquí los he sentido tan triviales como la sirvienta que llena el vaso de Ramsés en cualquier cena.
Esta colección la leí en formato epub, en el libro digital, y en comparación con el de papel tiene unas 300 páginas más (700 – 800 en formato digital frente a las 300 – 400 en formato de papel). Pero son libros amenos, como casi todos los del autor, así que los considero ideales para cualquiera que quiera introducirse en el mundillo de la egiptología.
Pero esto no podía quedar aquí…
Un buen día, paseando por el centro de mi ciudad, poco antes de entrar a trabajar, vi un pequeño escaparate con ofertas de libros de una librería solidaria que se llama “AIDA BOOKS” y en él un cartel que ponía “Christian Jacq todos 3×5 euros“, no me lo pensé y entre corriendo, y allí estaban 4 de los 5 libros que me habían robado el corazón, y se merecían un lugar en mi biblioteca.
– Realmente estaban los 5 (y me los llevé), pero solo 4 eran de la misma colección y la portada era preciosa – así que me fuí a trabajar, con estos 5 libros (uno de ellos desigual) y otros 10 más.
Pero siendo las portadas tan bonitas*, no podía dejar la colección coja, y me puse a navegar por Wallapop para buscar el primero de la colección, y el único que me faltaba, y lo encontré, (ahora tengo 3 ejemplares de “El hijo de la luz”, pero la colección completa)
Imagen gráfica del mueble.
Sobre el, a la derecha, la 2º pentalogía.
Pero no sé por qué extraña razón, continué trasteando por Wallapop y no solo encontré miles como el libro que me faltaban, sino que encontré la colección completa ¡REGALADA! Daba lo mismo que la tuviera ya, incluso daba lo mismo que tuviera el primer libro dos veces, esta colección se merecía una casa que la acogiera y yo tenía un mueble nuevo, de una segunda vivienda que decorar, así que pagué el envío y llegó mi preciosa colección, por segunda vez, en una cajita de zapatos y por solo 5 euros.

*Esta colección pertenece a la editorial Círculo de Lectores y las portadas son de color pastel, pero trasteando en Google encontré ediciones diferentes con portadas muy decorativas.
Así que esta es mi historia, no solo una reseña, sino una experiencia personal, de esas que surgen cuando los libros te devuelven la ilusión en un momento difícil y por un momento los sabores amargos del día a día se vuelven un poco más dulces, dejando de importar si este relato ocupa 200 páginas, porque lo cierto es, que se lo merece.
Etiquetas